Ruta de Laura Osorio


Ver mapa más grande

[ver esta ruta en sueco]

A – ¿Te apetece dar un paseo?

 El Puerto Deportivo

Imagen5 Imagen4
Comienza a descubrir esta linda ciudad dando un paseo por el Puerto deportivo. Es una zona de mucha actividad, turistas entrando y saliendo de los enormes cruceros que visitan la ciudad, gente cogiendo el transbordador hacia Cangas y Moaña, chicos en patinetas, hombres y mujeres haciendo deporte o paseando a sus perros.

Si vas por la mañana te sentará muy bien un cafecito y un bizcocho de propia elaboración en el café Brétema junto a Montero Ríos, mientras que por la noche es muy agradable tomarse una copa con los amigos en el Varadero decorado en estilo tropical sirve los mejores mojitos y caipiriñas.

A continuación de Montero Ríos, cerca de las gradas de la oficina de turismo, encontrarás una escultura de bronce conocida como el Nadador que consta de dos partes. Si quieres ver la otra parte, vuelve por el muelle que bordea la marina hacia la Plaza de la Estrella.  Por el camino te encontrarás a Julio Verne sentado en un pulpo, otro original monumento dedicado al famoso escritor que incluyó un capítulo sobre la bahía de Vigo en su novela “Veinte mil leguas de viaje submarino”. En la Plaza de la Estrella tienen su sede la Xunta, la Autoridad Portuaria y Aduanas. Lo menciono por si acaso tienes que hacer alguna gestión.

Pasando Aduanas entrarás en la agradable Plaza de Compostela, donde suelen colocarse puestos con ventas de artesanía. Siéntate a descansar aquí un momento antes de continuar.

Imagen6Por la tarde

Acércate a media tarde al barrio de Bouzas. Dinámico y tradicionalmente pesquero, este antiguo barrio posee un excelente mercado de abastos, una pequeña playa y un bonito Paseo Marítimo. Famoso además, por sus fiestas parroquiales con fantásticos fuegos artificiales, un día cualquiera puedes alquilar karts a pedales y así recorrer el barrio de una manera divertida y cómoda, o también visitar las barcas tradicionales que exponen en el muelle.

Desde aquí puedes seguir fácilmente la línea de la costa y elegir tu playa favorita de las más de 20 que bañan la ciudad. Puedes hacer una pausa en Los Olmos y tomarte algo en su cafetería La Vela. A medio camino se encuentra el Museo del Mar donde puedes aprender algo sobre la pesca en Vigo, visitar su acuario e incluso tumbarte al sol en su pequeña pero muy agradable playa. Puedes luego continuar a pie hasta Samil, la playa más grande y popular, o coger el coche o algún autobús y acercarte a mis favoritas, Canido y O Vao (o Bao según lo digas en castellano o gallego), con sus árboles, arena blanca y agua fresquita, pero no tanto como en otras, te sentirás en el paraíso. Imagen7 Imagen8 Imagen9 Imagen10 Imagen11


Para el que no gusta tanto de la playa, hay muchos otros paseos interesantes. Ir, por ejemplo, a lo largo del río Lagares hasta llegar al Parque de Castrelos. Un hermoso lugar con más de 24 hectáreas, en el cual aparte de hacer un picnic, podrás visitar el Pazo de Quiñones de León con sus elegantes dependencias y encantador jardín. Además, durante las noches de verano podrás disfrutar de conciertos gratuitos en su magnífico auditorio al aire libre.

 

Imagen12

Imagen13

Imagen14

Y en pleno centro de la ciudad es un lujazo contar con O Castro. Un monte en el centro de la ciudad en que puedes jugar con tus hijos en sus pistas de bici y de patines, visitar su asentamiento celta, o simplemente caminar bajo sus frondosos árboles, por sus senderitos y escalinatas, deteniéndote en sus miradores para observar la ciudad en todas direcciones, y sobre todo para mirar y admirar desde lejos esa Ría de Vigo maravillosa.

 

Imagen15 Imagen16 Imagen17

 

B – ¿Tienes hambre?

 

Imagen18La verdad es que es muy difícil decidir dónde comer. Hay para todos los gustos, tanto comida tradicional como más innovadora, internacional, vegetariana, vinotecas, taperías, bocaterías…

Pero claro está que no puedes venir a Vigo y no probar su marisco. Pregunta por el Rías Baixas. Hay dos, ambos en la calle República Argentina, uno cerca de la llamada Paellera (fuente), y otro más arriba cerca de la Iglesia de Santiago de Vigo. En cualquiera de los dos, te deleitarás con una variada y riquísima mariscada, y sino prueba sus percebes, almejas a la marinera o cualquier otro marisco que se te antoje.

Imagen19Para platos más típicos, como las xoubas, el pulpo á feira, el lacón con grelos o la empanada de zamburiñas acercarte al Casco Vello. En cualquiera de sus restaurantes comerás bien, pero yo te puedo recomendar La Mari y La Pita Tola cerca de la Piedra.

De todas formas, donde fueres haz lo que vieres, y aquí la costumbre manda que primero hay que relajarse disfrutando de una copa de Albariño. Para eso hay muchos sitios, La Plaza de la Constitución, la zona de Rosalía de Castro, o un poco más lejos del centro, las terracitas de la calle Colombia que siempre están muy animadas. Quizás ni siquiera necesites cenar, ya que otra muy buena costumbre por estos lares, es servir pinchos gratuitos con las consumiciones, desde unas simples aceitunas hasta una cazuelita de lentejas. ¡Fantástico!

 

C – ¿Salimos de fiesta?

 Churruca

Imagen20Vigo ha sido uno de los referentes musicales más importantes de España y no puedes marcharte de esta ciudad sin visitar Churruca, el barrio de la música alternativa por excelencia. En estas callejuelas germinó “La movida viguesa” de los 80, dejando una huella imborrable en su gente con grupos tan buenos como Siniestro Total, Aerolíneas Federales y Golpes Bajos, muchos de los cuales aún siguen en activo. Hoy en día, sigue acogiendo nuevos grupos locales de todos los estilos como Linda Guilala, Mvnich, The Soul jacket, los cuales seguro encontrarás tocando en las legendarias salas de concierto de La Iguana, La Fábrica de Chocolate o El Ensanche.

Imagen21Para coger energía ante una larga noche, nada mejor que un bocata en el Rin-Ran, ubicado justamente en la calle que da nombre a esta zona. Sus variados, sabrosos y económicos bocatas no te dejarán indiferente. Mi favorito, el de calamares mmm…

Imagen22Otro excelente sitio de encuentro para inaugurar el fin de semana es el café-bar El Choco. Con un decorado retro, música soul y agradable terraza, ha servido copas y su excelente licor café desde 1964.

Descubre luego las decenas de bares y discotecas que se concentran en esta zona, bares tan kisch como el Black Ball y La Fiesta de los Maniquíes, o tan clásicos como La Casa de Arriba y ¡diviértete!

Éstos son sólo algunos de mis lugares y actividades favoritas. Pero hay muchas más cosas que ver y que hacer, como participar en la fiesta de La Reconquista que se representa cada 28 de marzo en la Puerta del Sol, o cruzar la bahía hasta las Islas Cíes y pasarte el día admirando su alabada y protegida naturaleza. Sin duda el broche de oro de la bahía.  En Vigo tienes un amigo ¡Ven!Imagen23