Ruta de Patrick Gerassi


Ver mapa más grande

[ver esta ruta en francés]

A – Paseo por Vigo

Empezamos nuestra ruta viguesa por Samil, la mayor playa de la ciudad de Vigo. Desde esta playa de  1.700 metros de longitud se puede admirar  las Islas Cíes.

ABC

Desde Samil nos dirigimos por la costa hacia el centro de Vigo. Contemplamos los preciosos soportales de la rúa Ribeira do Berbés, que fue el germen de Vigo. Seguimos hasta el Real Club Náutico de Vigo, fundado en 1906 y de estilo racionalista. A unos pocos  metros del RCN podemos ver una estatua de bronce que representa al escritor francés Julio Verne, embajador literario de Vigo, ya que dedicó un capitulo a “La Bahía de Vigo” en su novela  ”Veinte mil leguas de viaje submarino”.

DE

FG

Desde As Avenidas nos dirigimos hacia ” A Pedra” el inicio del “Casco Vello”. Pasamos por la rúa da Peixería también conocida como “Rúa das Ostras” donde se puede consumir en los bares del entorno  ostras de Arcade abiertas al momento por sus amables vendedoras.

HIJ

Seguimos subiendo por el “Casco Vello” y admiramos  la Casa de Ceta o de Arines. Se trata de un palacete urbano del siglo XV perteneciente al gótico tardío. Actualmente la Casa de Ceta, junto con el edificio contiguo de Pazos y Figueroa, es sede de la Fundación Camôes, equivalente portugués del Instituto Cervantes.

Continuamos paseando por el “Casco Vello” de Vigo. Admiramos la pequeña plaza del Peñasco con sus casas decoradas de flores. Tenemos la impresión  de encontrarnos en una aldea florida y no en el centro de la ciudad la más poblada de Galicia.

Cruzamos la calle Elduayen y visitamos la Pinacoteca Francisco Fernandez del Riego. El edificio (el antiguo Pazo Arias Taboada)  es tan precioso como la variedad de sus fondos pictóricos y escultóricos (obras de 83 artistas gallegos que recorren desde mediados de siglo XIX hasta los años ochenta del siglo XX).

Imagen3Imagen4

 

B – El Castro 

 Subimos por el monte del Castro (altitud de 80 metros) situado en el centro de Vigo. Vamos por el paseo Alvarez Blásquez.  El Castro es uno de los parques más extensos de la ciudad olívica. Visitamos el poblado castreño (el origen de Vigo) con sus restos arqueológicos datados del siglo II y III a.C  y que se asientan en la ladera derecha del monte. Hay también dos replicas de construcciones pétreas.

Imagen5Imagen6

 

 

C – Las vistas

Desde el Castro hay preciosas vistas de la ría de Vigo.  La fortaleza del Castro se construyó en la Edad Media. La fortaleza que corona la cima del monte está ahora convertida en mirador.

Imagen7Imagen8

Imagen9Imagen10

Del  monte del Castro vamos al pazo de Castrelos, edificado en el siglo XVII.  Declarado monumento histórico artístico, el pazo está rodeado por jardines de influencias francesas e inglesas. El pazo alberga el Museo Quiñones de León que contiene una de las mejores colecciones permanentes de pintura gallega, así como una interesante sección de arqueología.

Imagen11Imagen12

Imagen13Imagen14

Cerca del pazo de Castrelos está la iglesia de Santa María, auténtica joya del románico (1216). Contemplemos la rica ornamentación de su puerta occidental. No olvidemos de echar una mirada al puente medieval y el crucero del siglo XVII que se conservan en la zona.

Vigo goza de dos otras joyas románicas, la iglesia de San Salvador de Coruxo y la iglesia de Santiago de Bembrive. Es más, aunque no románica, la bella  iglesia de San Pedro de Sárdoma, comenzada en 1738 no tiene menos encanto.

Imagen15Imagen16Imagen17

Desde Castrelos vamos por la carretera de Valladares hasta el monte Alba. Es uno de los montes más altos que rodean Vigo. Desde el parque-mirador del Alba tenemos una extraordinaria panorámica de Vigo y su ría.

En su libro “As I Walked Out One Midsummer Morning” el famoso poeta y escritor británico Laurie Lee cuenta como llega por mar a Vigo en 1934 para visitar España y relata que, antes de irse para el interior de la península, echa una última mirada a la ría de Vigo desde un monte. No me extrañaría que Laurie Lee lo hiciera desde el monte Alba.

Imagen18Imagen19

Bajamos del monte Alba para coger la estrada da Escola da Sobreira-Val que lleva al campus de la universidad de Vigo (UVIGO), en Lagoas-Marcosende. El  planteamiento urbanístico del campus y su aspecto definitivo son obra del arquitecto Enric Miralles.

Desde el campus tenemos una magnifica panorámica que incluye el  monte del Galiñeiro, majestuoso santuario de paz y harmonía ecológica.

Aquí se termina esta propuesta de ruta viguesa.

Imagen20